Pensamientos computables - www.pensamientoscomputables.com
37

El coche fantástico de Google

Publicado el: 12/10/2010
El coche fantástico con el logotipo de Google
La conducción autónoma de vehículos es una aplicación de inteligencia artificial que lleva muchos años en desarrollo. Hace dos días Sebastian Thrun, ingeniero de Google, desveló en el blog de la compañía que están invirtiendo en este tipo de tecnología para venderla, en un futuro, a fabricantes de coches. ¿Quieres saber en qué consiste?

Thrun describe cómo siete coches de Google recorrieron unos 225.308 kilómetros en Estados Unidos. Dentro de los vehículos había un conductor que tomaba el control en las situaciones peligrosas y otra persona que monitorizaba el buen funcionamiento del software.

Esto es un hito en el desarrollo de este tipo de sistemas ya que nunca antes se había recorrido una distancia tan larga. Estas pruebas son muy importantes para el desarrollo del software de conducción autónoma, porque los datos recolectados sirven para entrenar y mejorar el sistema, haciéndolo más robusto.

El problema de la conducción autónoma es complejo ya que se divide en varios sub-problemas. En primer lugar, a partir de la información que recibe de los sensores y cámaras que llevan en el techo, se ha de reconocer señales, la carretera, personas, animales, otros vehículos, obstáculos, etc. Después, el software decide cómo mover el volante, acelerar y frenar a partir de toda esa información externa y teniendo en cuenta además, la información interna del vehículo, velocidad actual, aceleración, posición del volante, etc.

Para llevar a cabo el proyecto, Google cuenta con varios ingenieros del DARPA Grand Challenge que es una competición donde el gobierno de los EE.UU. organiza carreras de vehículos autónomos.

En el siguiente video podéis ver la impresionante cantidad de sensores que llevan este tipo de vehículos en el DARPA Grand Challenge:

Ver en Youtube

Que un ordenador conduzca tiene muchas ventajas. No se cansa, no se pierde, optimiza el ahorro de combustible y seguro que llegarán a tener menos porcentajes de accidentes que un humano. Esto último plantea el mayor problema para que esta tecnología se ponga en marcha, que es ¿de quién será la culpa cuando se produzca un accidente, del dueño del coche o del que ha programado la inteligencia artificial? Si la legislación se decanta por el segundo caso, podría ser inviable su implantación, ya que el programador tendría que contratar un seguro por cada coche autónomo que se vendiera, aunque el coche autónomo fuera más fiable.

Quizás la solución sea hacer que el humano pueda tomar el control en un momento dado, para que en última instancia la responsabilidad recaiga en el propietario del vehículo.

Según Google sólo faltan 8 años para sacar coches sin conductor a la venta, pero vosotros que pensáis ¿Llegará un futuro en el que el coche venga a recogernos a la puerta de casa? ¿Pondríais vuestra vida totalmente en manos de una máquina en la que no se puede desconectar el piloto automático? ¿Os fiaríais aunque os dijeran que se salvan muchas vidas con su uso?

Pensamientos (0): Comentar
Categorías:

Comparte:

Copia y pega en tu página:

Comparte
Escribe tus pensamientos computables

Respondiendo a los siguientes comentarios:

Para comprobar que eres un humano responde correctamente:

Esta pregunta no me gusta, ¡cambialá!

Ninguno de estos datos será almacenado.

(Escribe el correo electrónico)

Campo obligatorio.

(Escribe el correo eléctronico o los correos electrónicos separados por comas)

Campo obligatorio.

Para comprobar que eres un humano responde correctamente:

Esta pregunta no me gusta, ¡cambialá!

Daiatron en Google+