Pensamientos computables - www.pensamientoscomputables.com
45

Discos duros: El tamaño sí importa

Publicado el: 05/11/2010
Disco duro bigfoot junto a disco duro de tamaño estándar
Os habéis preguntado alguna vez qué es más rápido, ¿un disco duro grande o uno pequeño?. Normalmente, los discos duros para ordenadores de sobremesa tienen 3'5 pulgadas y los de los equipos portátiles 2'5. ¿Supone esto alguna ventaja?

Aquí voy a hablar de nuevo de los discos duros magnéticos de siempre (HD) y no de los recientes discos duros de estado sólido (SSD), ya que en estos últimos el tamaño no importa.

En la entrada "Particiones del disco duro ¿son buenas o malas?" ya expliqué como está estructurado un disco duro y lo que es el tiempo de búsqueda. Para los que no lo hayáis leído, el tiempo de búsqueda es el tiempo que tarda el disco duro en colocar el brazo lector sobre la pista que tiene que leer, y es en lo que emplea más tiempo a la hora de localizar un dato. ¿Qué ocurre cuando el disco duro es más pequeño? Pues por un lado, si usa la misma tecnología que otro más grande (mismo tamaño de los dominios magnéticos), tendrá menos capacidad debido a la menor área de superficie del disco, pero por otro lado será mucho más rápido.

Esto es algo que nunca se dice en las especificaciones de un disco duro, ya que siempre te las dan en condiciones óptimas de rendimiento, es decir, cuando el disco duro está prácticamente vacío y los archivos están colocados uno al lado de otro sin fragmentar. En cambio, cuando el disco duro esta lleno y los archivos están fragmentados a lo largo de todo el disco debido al trasiego de información, el hecho de que el disco duro sea más pequeño, mejora muchísimo más el rendimiento de éste que la cantidad de memoria caché o las revoluciones a las que puede girar. Por eso entre un disco duro de 3'5 pulgadas que gira a 10.000 rpm y otro de 2'5 pulgadas que gira a 5.000 rpm, al principio el primero irá más rápido, pero con el uso será muchísimo más lento que el segundo.

En cuanto a los discos duros SSD como ya he dicho, el tamaño no importa, porque se accede a todos los datos a la misma velocidad independientemente de cómo estén colocados. Por eso aunque haya algunos discos duros magnéticos que pueden competir en velocidad con los SSD, esto es sólo en condiciones óptimas. Un disco duro magnético totalmente lleno y fragmentado nunca podrá competir en rendimiento con un SSD.

Entonces, ¿por qué no usar discos duros de portátil para ordenadores de sobremesa? Esto es lo que debieron pensar los ingenieros de Western Digital cuando diseñaron su disco duro Velociraptor, que tiene 2'5 pulgadas y está encerrado en un disipador de 3'5 para que se pueda instalar fácilmente. Aunque tampoco es descabellado comprar un disco duro de portátil para acoplarlo tú mismo en tu ordenador.

Pero si lo que queremos es velocidad, por encima de la capacidad y la durabilidad, sin duda lo ideal es un SSD. Estos son especialmente recomendables si lo que queremos es hacer edición de video, tarea que requiere la máxima velocidad que podamos sacarle al disco duro.

Pensamientos (0): Comentar
Categorías:

Comparte:

Copia y pega en tu página:

Comparte
Escribe tus pensamientos computables

Respondiendo a los siguientes comentarios:

Para comprobar que eres un humano responde correctamente:

Esta pregunta no me gusta, ¡cambialá!

Ninguno de estos datos será almacenado.

(Escribe el correo electrónico)

Campo obligatorio.

(Escribe el correo eléctronico o los correos electrónicos separados por comas)

Campo obligatorio.

Para comprobar que eres un humano responde correctamente:

Esta pregunta no me gusta, ¡cambialá!

Daiatron en Google+